Baring

(#RinconFeminista): Mujeres expresan la revoluci├│n feminista en los muros de Rosario

(#RinconFeminista): Mujeres expresan la revoluci├│n feminista en los muros de Rosario

“Pintar en la calle es un acto revolucionario porque es para el pueblo”, asegura Aymará Sosa en diálogo con Rosarioplus.com. La joven rosarina se dedica al muralismo desde hace cuatro años y además integra la Agrupación de Mujeres Muralistas de Argentina (Ammura) en pos de alcanzar la igualdad de género en un rubro dominado mayoritariamente por hombres. 


“Me di cuenta de que quería pintar durante un viaje en Perú. De un dia para otro entendí que tenía ganas de transformar la energía de las cosas y de las personas, y de ser un actor social activo que toma la calle para dejar mensajes a veces explícitos y a veces implícitos con la voluntad de mejorar el mundo”, cuenta la artista sobre lo que considera su “pasión”. 

Por otro lado, Aymará destaca lo “efímero” que puede resultar esta expresión artística y la necesidad de “aprender a ser desapegados” de sus propios trabajos urbanos. “La calle muta, las obras pueden ser modificadas o desaparecer de un dia para otro porque la fisonomía de la ciudad cambia constantemente”, explica.

Es que ya sea por “bronca entre bandas”, pintadas futboleras o propaganda política, el mural urbano siempre se encuentra en peligro. “La foto que uno le saca al mural es la que va perdurar”, señala Aymará al respecto y añade que “en los barrios la gente se suele apropiar más de los murales y se respetan más las paredes, pero en el centro mutan muchísimo y tienen menos chance de perdurar”. 

EL MURALISMO EN ROSARIO

“En Rosario, todas las licitaciones de obras grandes tales como los puentes, el museo Macro y las medianeras de los edificios, las obtienen siempre los pintores SRL porque es una empresa que tiene la capacidad de solventarla” y agrega que “a veces trabajan con bocetos de distintos artistas y eso le quita peso a lo que uno quiere mostrar”. “No tenemos la oportunidad de participar y nos quita trabajo no solo a las mujeres sino a todos”, se lamenta.

En este sentido, se refirió a la convocatoria de artistas de todo el país que lanzó el municipio para mejorar el aspecto del Casco Histórico en el año 2017. “No se enteró mucha gente de la convocatoria, y si bien participaron artistas rosarinos también trajeron muchos de otros lugares siendo que aca también hay. Muchos nos quedamos afuera por no tener la información disponible. No hay un incentivo real”, señaló. 

MUJERES MURALISTAS UNIDAS

Ammura es un colectivo que se creó hace algunos meses y ya cuenta con 350 representantes mujeres de todo el país entre las que se encuentran unas quince rosarinas. La idea surgió a partir de “la desigualdad que había en los festivales”, cuenta Aymará. “Los jurados son hombres, los participantes hombres y las paredes más grandes son para los hombres. Lo mismo pasa en los museos, donde hay muy pocos trabajos de mujeres exhibidos”, explica. 

Asimismo, la muralista asegura que “no hay competencia entre las mujeres, sino sororidad y unidad. Al contrario de lo que pasa entre los hombres” y subraya: “Es el siglo de las mujeres y tenemos un montón de cosas para decir, y el muralismo es una de las tantas vías de expresión y nos tiene que habilitar eso también. Queremos que nuestro trabajo se vea, se respete, que guste y poder vivir de esto”. 

En tanto, en el mes de diciembre llevaron adelante la Primera Pintada Federal, una iniciativa autogestiva de la que participaron unas 250 muralistas en distintos puntos del país de manera sincronizada. “Se trató de un movimiento pionero en todo el mundo porque era la primera vez que se hacía una cosa así”, contó Aymará que participó en once nuevos murales que se pueden ver en la plaza Carlos Gauna (Eva Perón al 5000).

“Va muy poca gente a los museos y entonces el arte ahí termina siendo elitista, por lo que pintar en la calle resulta un acto revolucionario porque es para el pueblo, para todos”, concluye Aymará que invita a acercarse a todos aquellos interesados en el muralismo o visitar su Instagram, donde comparte cada una de sus obras.

Fuente: Rosario Plus